Live Action

Wunyaasüü (Tener sed)

«La vida se acaba al dejar de soñar»

Muestra el drama vivido por los indígenas Wayuu al no poder soñar mientras duermen, debido a la agresión territorial causada por una enorme mina de carbón.

El Olor atrae los chulos

«El dolor oculto de la guerra en Colombia»

Nueve familias buscan los restos de sus familiares desaparecidos durante el conflicto armado colombiano, con la esperanza de poner fin a la agonía que les ocasiona la incertidumbre.

Dolor

Dolor cuenta en forma de ficción un acontecimiento real, en donde un anciano campesino desesperado por presenciar el sufrimiento de su familia causado por la violencia vivida en el campo colombiano, decide prender fuego a su casa y terminar con la vida de su esposa e hija.

Los Ojos No Son Parte Del Cuerpo

«Un cuerpo sin alma es el que no mira a los ojos del otro»

En 2019 después de varios años de investigación, Carmen Botero (36) termina de escribir su libro periodístico cuyo tema principal es el secuestro de su padre Rodrigo Botero (61) sucedido durante la década de los 90s en Colombia. Con este libro ella empieza a superar esa dolorosa pérdida. Gabriel (44) esposo de Carmen y también periodista, la invita a su programa radial para entrevistarla y hablar sobre su nuevo libro. Esa misma noche, luego de la entrevista, se encuentran Gabriel y Carmen en su casa, mientras celebran el éxito obtenido con la audiencia y el hecho de que el dolor por la pérdida de Rodrigo cada vez es menor. Carmen recibe una llamada inusual de su madre quien angustiada le dice que Carlos, el hermano menor de Carmen está desaparecido.

Los recuerdos tormentosos casi superados del secuestro de Rodrigo se reviven y afloran más que nunca. Carmen, nuevamente deja de mirar los ojos de Gabriel y pone su mirada en el vacío, en la pérdida de su padre, ahora sumada también a la de su hermano. Gabriel nuevamente se convierte en la sombra de Carmen, a quien durante el resto de la noche culpa por el desamor. En medio del dolor y de los reclamos, Gabriel le confiesa a Carmen que para aliviar su soledad, sostiene un romance con Samanta, su asistente, noticia que le duele profundamente a Carmen quien responde confesándole a Gabriel que aún está enamorada de su propio padre, Rodrigo. Tras horas de discusión, Gabriel y Carmen comprenden las emociones que los dos alimentan cada segundo y dejan de culparse el uno al otro. Al amanecer, se preparan para ir al encuentro con la madre de Carmen con quien deben iniciar junto a la policía la búsqueda de Carlos. Antes de salir de casa, Carmen reconoce que Gabriel es su pareja incondicional, nuevamente lo mira a los ojos, Gabriel le corresponde la mirada y las sonrisas regresan a sus rostros.